La bella y la bestia

La sobrina de una amiga cumplió años, por lo que me solicitaron que les realizara las figuras de la Bella y la Bestia para decorar el pastel.

Bella no era algo difícil, era muy parecida a crear una quinceañera… el reto era hacer a La Bestia, decidí utilizar un huevo de duroport como base para el cuerpo, hacer las piernas y esperar a que estuvieran totalmente secas para poder completarlo.

Creo que La Bestia quedó más bonita de lo que yo había imaginado y logré que la expresión de su rostro no fuera la clásica de enojo con que se observa en la película.

Acá el resultado final

Besos

Tuxi